Se ha producido un error en este gadget.

Toros

Toros
Este lugar es antitaurino

lunes, 23 de agosto de 2010

Los TOROS y Nuevas Generaciones (P.P.)

En “El Decano” de Guadalajara hemos leído la carta enviada por Rubén Blasco Díaz, que firma como Nuevas Generaciones del PP en Guadalajara.


http://www.eldecano.es/foro//viewtopic.php?t=172#p546

Como la simple publicación de semejante “manifiesto” es una muestra de que vivimos en una democracia, nos permitimos usar esa misma facultad cívica para manifestar nuestra igualmente democrática opinión sobre la carta, además de nuestra airada y profunda protesta por su contenido, que lejos de contribuir al entendimiento colectivo, busca y pretende atizar disensiones y plantear como hechos “indiscutibles” los restos de barbaridades nacionales que aún colean, gracias a personas retrógradas y atávicas que, con toda evidencia, igual se dan entre gente de edad que entre algunos new generation (y no precisamente con las calidades intrínsecas de Star Trek).


Cuanto decimos a continuación, no lo estimen en absoluto como una toma de posición política, que en nuestro grupo no existe: plural, interregional, democrático, libre e intelectual, en el mismo hay socios de toda creencia política, del enorme abanico que concurre a las elecciones. Cuando nuestra asociación habla, es nuestra razón la que se expresa, no una tendencia política. Para nosotros, globalmente, su partido forma parte de la democracia que a todos nos da voz, no necesariamente racional.

A continuación nos referimos a la carta de NN.GG. en Guadalajara:

Primer párrafo: La extemporánea alegación de que las corridas “… siempre ha(n) ido ligadas a nuestra historia”, es un argumento demostrativo, por sí mismo, de la pervivencia de la cerrazón, inmovilismo y falta de evolución que, aún minoritarias, hay en todas las regiones del país. Argumento además fatalmente degradado por sí mismo: no es precisamente la historia de este país ningún modelo de convivencia, de razón, de entendimiento ni de lógica ¿necesitan ejemplos?

Claro que el mismo párrafo ilumina la única pretensión que al jovencito que escribe le motiva: empitonar (¡qué adecuado! ¿verdad?) a Cataluña… por motivos meramente políticos, y utiliza esta cuestión porque le viene al pelo.

Segundo párrafo: Me parece una simple y democráticamente respetable “boutade”, el poner comillas despreciativas al adjetivo “avanzada”, aplicado a Cataluña. Porque, sin duda en nuestra propia asociación unos opinarán una cosa, y otros, otra sobre dicha región, como sobre las demás autonomías, pero lo que es justo es justo: y Cataluña, en muchos aspectos, es una comunidad “muy” avanzada, sea mérito de quienes lo sea. Pero, por favor, no sitúe la cultura (¿Cuál, la de Esperanza Aguirre?) y las fiestas (¿cuáles, las de los Escoriales?) como un símbolo de, como usted dice, la nación española (perdone la minúscula pero… es que tampoco es para tanto dentro de un mundo global). El país y sus regiones, son cultos si tienen Cultura (a mayúsculas) y sus fiestas serán respetables en aquello que tengan de civilizadas, evolucionadas y acordes con la época.

Tercer párrafo: Si usted está disconforme con la política catalana, está en su derecho. Pero, repito que sea cual sea el o los motivos de la decisión catalana sobre las corridas, los derechos de los animales, como los de cualquier ser vivo, incluyen básicamente el derecho a la vida y a una vida digna y natural. Pero mire, sí que estamos de acuerdo en que además de las corridas, también nos gustaría la inmediata desaparición de los eventos que utilizan toros en sus distintas facetas en las calles…

Cuarto párrafo: Se pasa usted, joven, considerando El Toro (sic) un símbolo de la cultura Española (sic): el toro (humildemente reducido a su minúscula), es un animal explotado por motivos mercantiles y comerciales, al amparo de la crueldad y el gusto por la matanza pública que algunos conservan (sí, desde la prehistoria, pasando por la Edad Media ¿qué modernos, no?) y cuya situación no exige, sino que clama por una regulación definitiva. Y, si usted ha seguido el tema, ¿de dónde se saca que “todos” los habitantes de Cataluña quieren asistir a la matanza de los toros? Ni de Cataluña ni de ningún sitio de… la piel de toro, hay más de un 30% de favorables a esa matanza ¿no lee usted las encuestas? Y respecto de las plazas, hay mucho concierto y mucha fiesta no sangrienta capaz de llenarlas y mucho más y con mayor provecho que una corrida.

Quinto párrafo: Viviendo usted en Guadalajara, tal vez es comprensible que le preocupe la situación de esos ciudadanos catalanes que quieran “ver” una corrida. Pero dice usted “pasará como en tiempos de la dictadura, tendrán que cruzar a otras Comunidades Autónomas para disfrutar de la Fiesta y del Arte del buen toreo” (y permita mi propia definición: La Fiesta de la sangre y el Arte de la matanza…) Pero respecto a ese “cruce” en tiempos de la dictadura, le diré que quien redacta este comentario que leen, ha vivido gran parte de su vida bajo la dictadura… Y ¿cuándo he visto yo que entonces no se permitieran, favorecieran y fomentaran las matanzas de toros en todo el país? Le prometo que preguntaré a algún anciano catalán, si alguna vez tengo ocasión, si durante la dictadura había que “cruzar a otras Comunidades Autónomas (perdone la indicación, don Rubén, pero entonces no había ni el menor asomo de comunidades autónomas) y, si es así, seré la primera sorprendida (que todo puede pasar pero ¿sin corridas regionales bajo la dictadura?) Ah, y no se ría, como hace usted, de quienes “…se llaman progresistas y demócratas”, porque me permito señalarle que ¿tirar la primera piedra? ¡Qué pecado!

Último párrafo: Y muy democráticamente, le voy a respetar a usted ese último párrafo pero cambiando el análisis: más creíble es que –para quien así lo estime- el aborto (una muerte) y las corridas de toros (con resultado de muerte) puedan –si así se considera- entenderse, por similitud de destino final, aspectos de una misma barbaridad: la muerte. Pero, añadiré, en las corridas, previo a la muerte, se tortura y alancea al animal destinado a un sacrificio festivo; y si no muere a la primera, lo hará al segundo, tercer, cuarto apuñalamiento… mientras yace vivo y muriendo a chorros, bajo el acoso de una cuadrilla de humanos.

Yo, por usar, en un rizo democrático más, su definición final en su última frase (que dice: “Lo más macabro de todo es que en este país de sin razón en el que vivimos, se permita el aborto y se prohiban las corridas de toros.. No se si alguna de estas personas son humanas”), y agradeciéndole profundamente que me quite usted, de un plumazo dictatorial, mi modesta y ética humanidad, tampoco sé si aceptar que las personas que defienden las corridas de toros, son humanas. Así que, en conclusión, si su opinión y la mía –absolutamente contrarias- van en la misma dirección, es que ¡aún estamos en la prehistoria de los homínidos!

Ah, y señores del partido político al que me dirijo ¿alguna vez tendrán la amabilidad y corrección de acusar recibo a los mensajes que les enviamos? Aunque sólo sea pensando –democráticamente- en aquellos socios de ACMAT-CERO que puedan ser votantes del PP, que a lo mejor se enfadan con tal falta de modales. ¿O es que suponen que todos sus votantes son taurómacos?

SARA TÉLLEZ, por ACMAT-CERO

Contactos: acmat.cero@gmail.com y acmatcero.asjur@gmail.com

© 1008227106726

domingo, 8 de agosto de 2010

Cataluña vota NO a las matanzas de toros

CATALUÑA, 28 de julio de 2010, esta fecha histórica ha expandido lo que ya hace años, inicio Canarias en solitario. Este logro inicia el impulso definitivo hacia una ordenación legal y social imprescindible tanto para quienes son favorables a las corridas de toros y similares, como para quienes no lo somos.


Con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones el Parlamento catalán decide que las corridas de toros quedan suspendidas de la Comunidad a partir de enero del 2012.

Sean cuales sean los plurales componentes de esta decisión tomada en Cataluña y los comentarios que suscite por todas partes, tan trascendental avance implica que hemos de evolucionar, dejar atrás el periodo cavernario y adaptarnos al siglo XXI; un siglo en el que debería acabarse con TODOS LOS MALOS TRATOS contra seres inocentes e indefensos. Y los seres humanos debemos evolucionar hacia lo que realmente nuestra época nos exige que seamos, seres civilizados que cuidan el mundo, el medio ambiente y protegen a los seres vivos que en él habitan.

Haya o no más razones que las humanitarias, no busquemos tres pies al gato y valoremos como explicación más válida, para la decisión tomada, la defensa de un animal como es el toro. Hasta ahora ¿a quién podía importarle la vida o el sufrimiento de un toro? El toro importa como herramienta de producción a quienes vienen sacando provecho económico de su sufrimiento, o perversión moral con la contemplación de su tortura, sin importarles que sea un ser vivo, que siente y sufre.

Pero ya saltan las alarmas; los grupos de presión, a través de sectores taurómacos y políticos van a tratar de impedir, por cualquier medio, que esto se repita en otras comunidades autónomas. Su argumento es que el toro identifica a España desde hace muchos años (pero ¿por qué tiene que identificarla muriendo alanceado y en un charco de sangre?), olvidando que también se identificaba a España por la alpargata y la pandereta de cuando el país era pobre. Si en el mundo se conoce a España por el sol, la alegría y la vida relajada, ya son muy, muy pocos los que lo ven como un país en el que se viste de faralaes y hay un capote colgado en cada casa. Probablemente en el mundo global esa imagen ha desaparecido en mayor medida que en algunos sectores retrógrados del país. Es hora ya de que, además de por la situación económica, se nos conozca como el pueblo culto y luchador que somos.

Políticos y grupos de presión comparten la pelota: porque no quieren que se acabe el negocio de las corridas que, por cierto, mueve millones de euros, buena parte de los cuales proceden de nuestros propios bolsillos particulares, pues las Administraciones subvencionan (esto es, nos obligan a subvencionar con nuestro dinero y contra nuestra voluntad) una matanza que se realiza y jalea públicamente, bajo la excusa impresentable de "pasar el rato" revolcados en la crueldad y el morbo que algunos llevan dentro.Los sectores animalistas estamos obligados a buscar y aportar las fórmulas necesarias para evitar este "forzamiento" a que los gobiernos nos obligan en contra de nuestras conciencias y que usan para seguir desparramando la sed de sangre y el morbo de un asesinato consentido.

Hay que detener, a todos los niveles, unas diversiones basadas en el sufrimiento de los animales realizado públicamente en una confrontación que ni siquiera es una lucha, es una encerrona cuidadosamente preparada para la tortura y la muerte del toro. No es excusa que algunos no sepan divertirse de otra forma, que no sepan ocupar en otras actividades esas horas en que se empapan de muerte dentro de un coso taurino, jaleando a un matador que, tal vez por necesidad económica o por un torcido sentido de la vocación, halaga el sentimiento asesino de las masas, asumiendo la matanza directa de un ser que no tuvo oportunidad de decidir su participación en una lucha totalmente desigual.

Pero toquemos también el tema de los caballos de los picadores, esos animales que “van protegidos” contra los ataques del toro, llevan un enorme peto que se supone que impide que el toro clave uno de sus cuernos en el cuerpo del caballo; esos caballos tienen una vida muy corta, arriesgada y sacrificada pues terminan siendo corneados por el animal al que su jinete sale a torturar un rato más. Todos sabemos (de sobra) lo que ocurre con esos caballos, todos hemos tenido oportunidad de ver como sacaban a uno de ellos totalmente reventado por los cuernos del toro respondiendo al dolor de una lanza, mientras, con más muerte, la fiesta continúa y el espectáculo aumenta el morbo, la adrenalina y el entretenimiento para seguir creyendo en que eso son fiestas de la localidad.

Mucho se ha hablado sobre Cataluña estos días, mucho se seguirá hablando sobre las cuestiones que les han llevado a prohibir la tauromaquia, pero, desde este blog, desde esta Asociación (animalista antitaurina) solo podemos decir: Gracias, Cataluña por abrirnos las puertas hacia el fin de la tortura animal.

martes, 3 de agosto de 2010

YO ACUSO

YO TE ACUSO, a ti lector de estas letras, por permitirte una ignorancia culpable sobre muchas cosas. YO TE ACUSO de ser miembro de una sociedad que permite, fomenta y se regodea con la crueldad más extrema, a diario y en cualquier parte del país. YO ME ACUSO, de haber sido incapaz, hasta hoy, de demostrar que somos primitivos, instintivos, ineducados, groseros, y cuando se tercia, agresivos, crueles y torturadores. YO ME ACUSO DE HABER VIVIDO AQUÍ tantos años, en medio de crueldades aceptadas como habituales Y YO ME ACUSO DE HABER VIVIDO SUFICIENTE para ver lo que nunca hubiera pensado contemplar.

YO ACUSO A LOS ALCALDES DE EL ESCORIAL Y SAN LORENZO DEL ESCORIAL por permitir la más bárbara de las barbaridades: la institucionalizada, la corporativa, la del abuso del poder, la de la cerrazón política. YO ACUSO A AMBAS CORPORACIONES DE COMPLICIDAD al permitir, fomentar y autorizar la matanza pública ¡por una rifa! de unos animalitos jovencitos y, como muestra de la degradación a que estos actos pueden llevar, YO ACUSO A LOS ALCALDES DE PERMITIR SE HAYA INVOLUCRADO DIRECTAMENTE A NIÑOS EN LA SANGRE, CRUELDAD, TORTURA Y MUERTE DE LOS BECERROS, niños de sus localidades, de cuya participación hay testigos, que vieron poner en manos de una niña las calientes orejas recién arrancadas. YO ACUSO A ESOS PADRES IRRESPONSABLES de fomentar en niños inocentes el gusto y la indiferencia por la sangre violentamente derramada. YO ACUSO A LAS FUERZAS DEL ORDEN DE LA ZONA por no intervenir para evitar la presencia activa de esos niños en semejantes matanzas crueles, impactantes y macabras, incivilizadas y regresivas.

YO ACUSO A LA PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD DE MADRID por su indefendible irresponsabilidad, al favorecer con su imposición torerista estos hechos, en el uso y abuso de la potencia política y social que le da un puesto EN EL QUE DEBERÍA ESTAR A LAS ORDENES DE TODOS Y NO DE UNA MINORÍA, por haber llevado las cosas al nivel de prepotencia que da a las matanzas de animales un culturalismo de pachangas y fiestachos, de circos primitivos y de la violencia públicamente fomentada sobre animales indefensos.

YO ACUSO A LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS, sin excluir a ninguno, de su pasividad, su lentitud, su politiqueo en el tratamiento de cosas, como la crueldad extrema y la tortura de animales, que se dan en todos los rincones de cualquier región del país, que pasan sin castigo o con una sanción ridícula y alientan la comisión de barbaridades cada vez mayores. ¿Y cómo no, si se institucionalizan?

YO ACUSO AL GOBIERNO DE LA NACION, por su indiferencia, su inactividad, su incumplimiento de sus propias previsiones, su sumisión a la oportunidad política, su temor a las elecciones y su culpabilidad evidente en la multiplicación de las crueldades y de las agresiones mortales a animales que no pueden defenderse.

YO ME ACUSO Y ACUSO a todos los que nos titulamos animalistas, por no ser capaces, siendo tantos, de realizar una acción única, en una dirección única, con una coordinación única para que se sepa que ESTO NO PUEDE SEGUIR ASÍ Y TIENE QUE ACABARSE:

CON UNA BATERÍA DE LEYES ESTUDIADAS EN PROFUNDIDAD Y QUE SE CUMPLAN;

CON UNAS FUERZAS DEL ORDEN QUE COMPRENDAN QUE TIENEN QUE ACTUAR SIN PALIATIVOS;

CON UNOS JUZGADORES QUE EXIJAN A SUS CONCIENCIAS EL VERDADERO JUICIO DE LOS MAL0S TRATOS, POR ENCIMA DE TODO, LOS CAUSADOS A NIÑOS Y ANIMALE3S;

CON UNAS UNIVERSIDADES QUE “TIREN” DE LA RAZÓN Y DE LA VERDADERA Y REAL CULTURA, QUE NO ES LA CRUELDAD Y LA TORTURA NI DE HUMANOS NI DE LOS ANIMALES QUE COMPARTEN LA VIDA CON NOSOTROS;

CON UNA ADMINISTRACIÓN EFECTIVA, QUE NO SE DEJE INFLUENCIAR POR GRUPOS DE PRESION NI POR CLIENTELISMOS NI AMIGUISMOS A LA HORA DE ELABORAR Y CUMPLIR LAS LEYES DE PROTECCION ANIMAL;

CON UNOS AYUNTAMIENTOS QUE SEAN IMPARCIALES, LIMPIOS DE INTERESES POLÍTICOS, ECONÓMICOS Y MERCANTILES A LA HORA DE FOMENTAR ESPECTÁCULOS DIGNOS Y EVOLUCIONADOS..

CON UNOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN QUE DEN LUGAR A LA INFORMACION, LA FORMACION Y LA NOTICIA EN MATERIA DE CRUELDAD Y TORTURA DE ANIMALES, PARA QUE EXISTA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES EN LA INFORMACION A SUS LECTORES.

CON UNA TELEVISIÓN QUE PRETENDA MENOS ACARAMELAR A UNA MINORÍA SALVAJE O IRRACIONAL Y ATIENDA MÁS A LOS REQUERIMIENTOS DE LA CIVILIZACIÓN Y EL PROGRESO.


CON UNA CIUDADANÍA EXIGENTE, RESPONSABLE, DUEÑA DE SU ACTITUD, DE SU PROTESTA Y DE SU VOTO.

Hemos visto hoy fotos de la matanza, realizadas por la asociación “igualdad animal” y visualizadas en su página web: el fiestacho, iniciado en El Escorial (el de abajo) y culminado en San Lorenzo de El Escorial (el de arriba) fue una batería de despropósitos y crueldades perpetradas en localidades modernas y bien dotadas, que incluso hacen bandera de sus ofertas culturales. Han fomentado y permitido una muestra de cómo toleran (luego participan) que un montón de personas despojadas de control racional, animadas de ignorancia culpable, empujadas por el aturdimiento cuadrillero y el alcohol se permitan involucionar su razón y comprensión hacia la prehistoria, sus actitudes a la barbarie del circo romano, sus acciones a la violencia medieval… y como “queda mal” hoy día quemar brujas en hogueras, despedazan animales vivos.

ESPERANZA AGUIRRE, DE SUS ACTOS IRREFLEXIVOS NACEN ESTAS ATROCIDADES.

SARA TÉLLEZ PARA ACMAT-CERO
4 de agosto de 2010.
©1008036971393