Se ha producido un error en este gadget.

Toros

Toros
Este lugar es antitaurino

domingo, 12 de septiembre de 2010

Rafael Ávila y los gatos de Cádiz

Corren malos tiempos para los gatos de Cádiz; parece ser que son una especie molesta que sobra y a la que hay que exterminar utilizando los métodos más crueles que se puedan imaginar.
No es la primera ciudad en la que se prohibe alimentar a las colonias de gatos callejeras, está a la orden del día en numerosos pueblos de nuestra geografía; parece ser que nuestros compañeros felinos han dejado de ser útiles y han pasado a engrosar la lista de animales a extinguir al precio que sea.
Siguiendo con los gatos de Cádiz os dejo con una carta de Rafael Ávila, esta carta fue publicada el 10 de septiembre en el propio Diario de Cádiz.
Gracias Rafael, siempre nos dejas con la sensación de que se debe seguir luchando por ellos:

CARTA AL DIRECTOR: LOS GATOS DE LA VIÑA



A: Diario de Cádiz

Sr. director:

¿Por qué parecen una constante en la prensa en general y en su diario en particular las manifestaciones de desprecio hacia los animales, y en particular los gatos? ¿Por qué hacen oídos sordos a las manifestaciones de especialistas como el colegio de veterinarios y las asociaciones protectoras y, en cambio, publican todas las quejas de vecinos, muchos poco informados o directamente malintencionados,sin contrastarlas? También se mofan de quienes da de comer a los gatos, y les acusan de dejar restos y desperdicios que causan mal olor. Pues bien, los gatos son alimentados con pienso seco, que los hambrientos animales hacen desaparecer, y que NO DEJA RESTO ORGÁNICO ALGUNO. Hablando estrictamente no son gatos callejeros, sino colonias felinas en semilibertad, contempladas en la ley autonómica y en las ordenanzas municipales. Si están ahí es porque han sido abandonados por ciudadanos irresponsables e insensibles, quizás los mismos que se quejan después.

Los gatos cumplen una función de control de las plagas de roedores e insectos, y manteniendo estable su número mediante la castración (como establece el programa municipal) y alimentándoles con pienso seco, como de hecho hacen los voluntarios, ¿dónde está el problema? ¿Quizás en la inquina de algunos carpetovetónicos hacia cualquier animal, o en la creencia del diario en que los animalistas son presa fácil? Desde luego los montones de basura que hay en el campo del Sur, incluidas latas y botellas, no tienen su origen en los felinos. Nadie parece protestar por la basura que amontonan algunos humanos (si no es para cargarles el mochuelo a los gatos). Parece mentira que la sabia ciudad de Cádiz, la primera donde los felinos domésticos fueron introducidos en Europa hace milenios, no mire por ejemplo a Roma y la colonia felina del Coliseo, cuyos gatos son amados y respetados por todos los romanos, y que un diario como el suyo se ponga sin encomendarse a Dios ni al diablo del lado de los que abogan por el exterminio.

Un saludo,

Rafael Ávila Bayón


Ecologistas en Acción


Málaga/Asturias

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me siento totalmente identificada con las sabias palabras de Rafael Ávila. Ignorados y olvidados , cuando no masacrados, por quienes tienen a mi entender una obligación legal de protegerles son los voluntarios, gente de a pie y las mas de las veces sin reparar en los gastos que para sus propios bolsillos ocasiona, intentan salvar a estos desdichados animales de una muerte segura por hambre o enfermedad jugandose muchas veces el tipo ante vecinos airados o Administraciones con ese afán recaudatorio que ahora parece haberse puesto de moda.Al menos esas multas se empleasen en mejorar la calidad de vida de esos felinos, cosa que claro está no suele suceder.